Martes 31 de Enero de 2023 - 11:15:27

Mientras que el gobierno griego acusa a la región de Ankara por generar una escena inhumana, desde el gobierno turco asegruraron que del otro lado del Río Evros no se respeta la dignidad de las personas".

Una mujer deambula con su hijo en brazos en la frontera entre Turquía y Grecia.

Cerca de 100 refugiados, mayoritariamente sirios y afganos, fueron hallados desnudos en la frontera de Grecia con Turquía después de haber sido obligados a cruzar el Río Evros, según informaciones del gobierno griego.

"Escena inhumana", fueron las palabras por parte de Grecia para calificar la acciones por parte de las autoridades de Turquía. Mientras tanto, desde Anakara aseguran que fue la versión es falsa.
Con el apoyo de autoridades griegas, la agencia europea de vigilancia de fronteras Frontex anunció "el rescate de 92 migrantes el viernes". "Los agentes informaron que los migrantes fueron encontrados desnudos y algunos, con heridas visibles", expresaron desde la sede de la organización.

Takis Theodorikakos, ministro griego de Protección Civil, aseguró que Turquía "instrumentaliza la inmigración legal". Por su parte, el ministro de migraciones griego, Notis Mitarachi, calificó lo ocurrido de "vergüenza para la civilización".

Los refugiados fueron hallados en el Río Evros.

La respuesta de Turquía a Grecia
La presidencia de Turquía negó la principal versión y acusó a las autoridades griegas de "comportamiento inhumano": "Pedimos a Grecia que renuncie cuanto antes a su actitud inhumana hacia los refugiados, para poner fin a las acusaciones falsas e infundadas contra Turquía", aseguraron desde el área de comunicación.

"Con estas acciones ridículas, Grecia demuestra una vez más al mundo que ni siquiera respeta la dignidad de las personas oprimidas, publicando las fotos de los refugiados que deportó tras despojarlos de sus pertenencias", se agregó.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur) condenó en Twitter los "tratos tan crueles y degradantes", al mismo tiempo que solicitó una investigación profunda sobre lo sucedido.

El antecedente que involucra a Grecia
El 13 de septiembre, seis migrantes, dos de ellos bebés, murieron en el mar después de que Grecia les impidiera llegar a tierra y los repeliera hacia aguas turcas en el mar Egeo, lo que generó más tensión entre ambos países.

Atenas es acusada regularmente por ONGs y distintas investigaciones periodísticas de efectuar violentas devoluciones ilegales a su frontera marítima y terrestre con Turquía.

La organización Mare Liberum aseguró el domingo que "en la región de Evros, los crímenes contra los derechos humanos son sistemáticos y cometidos cotidianamente por Turquía y por Grecia".

Fuente: ambito.com